5/12/2006

Creación del Ministerio de Justicia y Seguridad Ciudadana

En la publicación del mercurio del día 12 mayo del presente se señala que el Gobierno ha informado sobre dos alternativas para abordar la nueva institucionalidad sobre seguridad ciudadana, pero considero que falta incorporar una tercera para analizar ventajas y desventajas: Creación del Ministerio de Justicia y Seguridad Ciudadana, al menos con una Subsecretaría de Justicia y otra de seguridad pública o ciudadana. Ello porque una política criminal requiere contar con unidad del mando sobre los servicios que intervienen en todo el circuito asociado a la comisión de delitos: prevención, control, persecución, sanción, rehabilitación y evidentemente las Policías. De acuerdo a la ley orgánica del Ministerio de Justicia a éste le corresponde llevar la relación entre Ejecutivo y Poder Judicial. Además, si bien el Ministerio Público es autónomo la relación con éste también se da fundamentalmente a través del referido Ministerio.

Esta propuesta como las dos mencionadas por el mercurio no es efectivo que vulneran el mandato constitucional, tampoco creo que ello signifique no cumplir con el compromiso programático de la Presidenta Bachelet. No es posible entender que se genera una nueva institución siempre de la nada, puede significar también la reformulación de una existente, agregando competencias y, en consecuencia, sustrayendo competencias de otra. Creo que parte de la modernización del Estado pendiente tiene que ver con este tipo de ejercicios: revisar competencias para evitar duplicidades, asimetrías, en fin, reordenamientos intraministerios y entre ministerios, y generar entes fiscalizadores en áreas de servicios de utilidad pública que carecen de ellos.

Lo que es efectivo es que una de las propuestas señaladas por el referido medio de prensa no cumple el acuerdo político-gestado en el Senado básicamente- cual era sustraer la seguridad pública de un ministerio eminentemente político como es el Ministerio del Interior, lo que no significa que no se pueda revisar la misma, si existen argumentos convincentes para ello. Lo relevante es no descartar para el análisis alternativas que permitan generar un cuadro completo para construir consensos políticos vitales en torno a un tema de enorme trascendencia para nuestro país.

Por Juan Carlos Palma

1 comentario:

instituto capacitación laboral dijo...

Es interesante abrir una discusión sobre como generar ciudadades mas seguras
y se combate la drogadicción que es el principal flagelo que se vive hoy en
el mundo popular.

Una estrategia eficiente es la que fomenta la participación y organización
de la comunidad local en las villas y poblaciones para ganar espacios
comunitarios y abrir espacios de desarrollo a los jóvenes.

Desde esa perspectiva da lo mismo si es Ministerio o subsecretaria (interesa
eso más a los abogados) pero a políticos progresistas les deberia importar
el tema de cuales son las políticas públicas destinadas a la prevención y
los roles a los comites de seguridad ciudadana y como estos han reemplazado
a las juntas de vecinos.

salu2