2/19/2007

El transporte público en Santiago es un problema generado en el tiempo en que la derecha gobernó en nuestro país


SANTIAGO.- En una nueva reunión del comité político de La Moneda con los partidos de la Concertación, el presidente subrogante de la Democracia Cristiana (DC) Eduardo Abedrapo, afirmó estar en línea con la implementación del Transantiago, aunque manifestó que plantearon algunos ajustes imprescindibles.

"Este es un plan que cuando se encuentre operando plenamente y de manera óptima va a significar un gran beneficio para la ciudad en términos de calidad de vida, disminución de la contaminación y la mejoría de los servicios de transporte y su seguridad", afirmó Abedrapo.

Al mismo tiempo, reconoció que es un sistema de transportes complejo, por lo tanto, se han producido errores en su puesta en marcha, los que se deben reajustar lo antes posible.

"Le hemos representado al gobierno la necesidad de hacer algunos ajustes que resultan imprescindibles. Le hemos planteado la necesidad de aumentar las frecuencias de buses, tanto en los troncales en las horas peak, extender los recorridos en las zonas de la periferia de la ciudad y también reajustar los recorridos en los zonas alimentadoras, en un trabajo conjunto con las municipalidades y las organizaciones sociales", afirmó.

Por otro lado, Abedrapo salió al paso de las críticas realizadas por la Alianza que en su minuto cuestionó la ausencia de la Presidenta Michelle Bachelet al momento de dar inicio a la modernización del transporte público.

"Esto es una crítica absolutamente pequeña de la derecha. Hay que entender que el problema de transporte público en Santiago es un problema generado en el tiempo en que la derecha gobernó en nuestro país", enfatizó.

Fuente: www.emol.com

2 comentarios:

Miguel dijo...

Estimado Eduardo
Un poco de memoria, Pinochet se fue materialmente (no tengo claro dónde), la Concertación va en su cuarto gobierno, ¿hasta cuándo la derecha es responsable de los males de este país?, no te olvides que la última postergación fue en Octubre por el problema de las validaciones, si caminas por la ciudad podrás observar la parcialidad y atraso de muchas de las obras prometidas. Es la población de menores ingresos, aquellos que viven de un salario (y no de directorios), quienes utilizan el transporte público, enfoquémonos entonces a generar un buen servicio y cumplir con lo prometido: transporte de calidad con precios razonables, ahí está el desafío, no es echarle nuevamente la culpa a la derecha (un poco más y sacas a Alessandri como responsable), sino hacernos cargo de alguna de las promesas del año 90 con Aylwin.

Enrique dijo...

Me parece que existe una gran insensibilidad social en el tratamiento de las necesidades de los usuarios del transporte público de Santiago y que, nuestro partido, ha estado al margen de la expresión de todas las situaciones de abuso, humillación y angustia de la gente afectada por la improvisación del Transantiago.